Los viejos no son abuelos. Son un espejo de tu propio futuro

Posted in Esto es todo, amigos, Historia Universal, Uncategorized on diciembre 15th, 2017 by soypielroja

Como no todo varón es padre ni toda mujer madre los viejos no son abuelos. Tras esa esa especie de “familiarización” cariñosa escondemos en vano nuestro crudo cinismo. Hablamos de la democracia como si fuéramos atenienses pero recurrimos a las normas espartanas sobre el descarte de los malqueridos, los imperfectos, los frágiles, los anormales, los inútiles. Tenemos muchos montes Taigeto porque los viejos son montones.  A la vulnerabilidad inherente al viejo (alguien que está muy consciente de la salud que ha perdido por efecto de la mera, inevitable oxidación) se le suma el hecho irrebatible de que gran parte de los viejos se volvieron “inútiles” toda vez que sus conocimientos perdieron su relevancia y valor o carecen de canales donde circular.

Los viejos no se viralizan ni piden transplantes que nunca les van a dar porque están en la antesala de la muerte. Abuelizarlos los caricaturiza. Podría hacer una lista de las guarradas inmundas de mensajes publicitarios estereotipados pero lo que más me molesta es que ahora haya gente a quienes no incomode que los viejos sean llamados abuelos.

Los viejos no tienen rating, son al mismo tiempo gente tal vez muy sola a la que nadie quiere ver realmente, porque es un memento mori, un recordatorio de la inevitable Parca. La idea actual de que hay cosas que se “visibilizan” señala que existen básicamente la invisibilidad como fondo tras el cual algo que ya estaba ahí se vuelve visible. Es decir que casi todo es invisible y opaco. Sin embargo sabemos todos bien la respuesta al enigma de la Esfinge que derrotó Edipo precisamente sobre las edades del hombre. Estamos acá en el hombre de tres patas, el que precisa bastón.

Retomando: La causa de los viejos es la menor (la más menor, diría) de todas las causas. Hay que recordar bien que todo viejo fue joven para que todo joven tenga muy presente que inevitablemente, por ahora, será viejo. Viejo de toda vejez. Vida desnuda.

 

Tags: ,

arrow of time? mil años de guerra

Posted in Esto es todo, amigos on septiembre 7th, 2017 by soypielroja

Tags:

Franco Corelli

Posted in variaciones sobre un tema elegíaco on septiembre 2nd, 2017 by soypielroja

Tags: , , ,

El tamaño ¿importa?

Posted in Esto es todo, amigos on agosto 25th, 2017 by soypielroja

Incómodo entre sábanas y plumas de ganso, esa cofia ridícula de abuela, harto de sus estratagemas y de su hambre, el lobo la espera. Dios le da pan al que no tiene dientes, reconoce. La ironía, que es pena, la amengua con humor elevado y cáustico. Esa boca tan grande –“para comerte mejor le toca decir”– prevé clara superioridad respecto de ella en temas de tamaño, en ese infamante guión, que odia más que las plumas de ganso y las ropas con olor a enfermedad y vejez de la abuelita, tan grande y tan inútil, piensa el lobo. Tanto esfuerzo, tanta boca y al final soy el más hambriento y absurdo artista del hambre. Ni siquiera me servirá el inmenso hocico para  partirle la boca a la mocosa cuyo cuerpo se mueve bajo estas sábanas. Se comerá todo, en particular la gloria, ese leñador que simplemente entra a esta historia por azar.  

Moraleja: Los animales no debemos compartir las fábulas con humanos. 

La puerta 12: In memoriam simpatizantes olvidados.

Posted in Esto es todo, amigos, Historia Universal, Reproducción sexuada on junio 20th, 2017 by soypielroja

¿Estás avivad@? o El fútbol es peligroso

Esa era la pregunta mediante la cual las niñas y niños de la escuela primaria se sondeaban unos a otros para saber quiénes de ellos sabían el secreto de la fabricación de cuerpos humanos: el terrible secreto del sexo de los padres.

Recuerdo que “avivé” a una compañera y aun me siento responsable por el terror y el asco que le inspiró enterarse de lo que habían hecho sus padres. M. C. tardó en recuperarse de la revelación.

Pero además de aquellas dudas generalizadas que jalonaron los grandes hitos de la infancia, hubo otro hecho que se precipitó, muy localmente, sobre la infancia del barrio de Caballito. El padre y dos hermanos de una compañera murieron en la avalancha que se produjo en la cancha de River. La “Puerta 12”, de la que poco se habló entonces, nos obligó a ingresar a unos pocos “avivados” de aquella catástrofe, en la realidad y a tramitar traumas históricos. La escena primaria, la sexualidad de los adultos, los misterios de la concepción se opacaron ante el dolor inexplicable de la compañera que apenas pudo contar aquella tragedia. ¿Qué sabíamos los demás de fútbol? ¿Qué sabía ella misma? ¿Qué podíamos sacar en limpio sobre la existencia de pasiones semejantes? Recién ahora, tratando de averiguar más o de encontrar documentos sobre aquella avalancha de junio de 1968, tomo conocimiento de que en aquel partido se enfrentaban Boca y River. Caín y Abel por todas partes, incomprensiblemente. Ese temprano Cromañón apenas fue tema de debate en la opinión pública.

El devenir hooligan es casi tan viejo como la Creación. No recuerdo ni el nombre de mi compañera: menos el de sus parientes muertos.  Los simpatizantes visitantes (“eran de Boca”) se aplastaron entre sí intentando abandonar el estadio. ¿Para cuándo el monumento al “hincha desconocido”?

Voici la puerta 12:

Tags: ,